10 trucos de jardinería realmente baratos pero muy prácticos

La jardinería es un arte que lleva siendo practicada por el ser humano desde hace miles de años. La creación de unos paisajes de extrema belleza, tomando de base la hermosura de la naturaleza, ha dado lugar a maravillas como los desaparecidos Jardines de Babilonia o los igualmente famosos Jardines de Versalles.

Nosotros, la gente de a pie, no podemos optar a realizar obras de tal magnitud. No obstante, el cariño y empeño que ponemos en nuestras plantas, si que no tiene nada que envidiar.

Para todos aquellos que disfrutáis podando, sembrando y regando vuestras plantas os traemos unas cuantas ideas y consejos, que seguro os gustarán.

Algunas son para que vuestras plantas crezcan más fuertes y velozmente, otros son tan solo para decorar. Hay trucos para todos los gustos, pero eso sí, son económicos y muy interesantes.

1. Utilizar un molde de magdalenas para sembrar las semillas más eficazmente

La mayoría de la gente tan solo usa los moldes de las magdalenas (también conocidas como muffins) para hornear estos deliciosos dulces. Pero pueden ser también útiles a la hora de sembrar nuestro jardín. Su peculiar forma nos servirá para crear una cuadrícula perfecta, sembrando así las semillas de la forma más lógica posible.

2. Botellas de vidrio para marcar el camino

Existen una cantidad increíble de botellas con diferentes formas que desechamos directamente después de su uso. En lugar de eso, puedes clavarlas bocabajo y delimitar un camino o resaltar alguna zona. Combinando colores y formas diferentes de botellas puedes llegar a conseguir cosas espectaculares.

3. Crea «etiquetas» para tus plantas con una cuchara y un martillo

Primero busca unas cuantas cucharas viejas que ya no vayas a utilizar. Aplastadas a martillazos hasta que queden lo más planas posible.

Añade color y…

Cualquier tonalidad puede quedar de maravilla. Tan solo deja volar tu creatividad. Una vez que la pintura haya secado, puedes clavarlas en el suelo y así tendrás un jardín completamente ordenado e identificado.

También puedes usar cucharas de plástico

Las cucharas de plástico desechable pueden hacer la misma función. Eso sí, ni se te ocurra intentar aplanarlas con un martillo, a no ser que quieres acabar con un montón de migajas de plástico entre las manos.

4. Otra forma de identificar las plantas

Otra manera de etiquetar nuestras plantas en con la ayuda de latas de refresco. Una vez que nos hayamos terminado la bebida, tan solo tenemos que recortar su parte superior con ayuda de un abrelatas.

Un poco de pintura en spray

Pintamos los botes con un poco de pintura en aerosol. Dadle un par de capas, hasta que el dibujo de los logotipos, y la marca que tiene impresa, queden totalmente tapados.

Un poco de imaginación, tierra y ya está

Dibuja una etiqueta (con tinta de pizarra) como más te guste y ya casi lo tienes. Tan solo debes poner un poco de tierra dentro, plantar la semilla que prefieras y listo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *