Como curar rápidamente un esguince  con tan solo seguir estos pasos


Esta es la lesión más común que podemos tener, es más frecuente de lo que imaginas y es casi propia de los deportistas, pueden surgir a causa de una caída, una pisada falsa, la luxación es más severa ya que se trata de la rotura de los huesos.

Los esguinces pueden variar según la gravedad y se pueden dar en varias partes como son tobillos, muñecas, codos, hombros, rodillas cuello o pulgares, cuando estos esguinces son de primer o segundo grado los puedes tratar en casa de forma natural.

Si quieres evitar ser enyesado y puedes tratarte en casa toma nota de estos remedios naturales que te van ser de gran ayuda y de seguro podrás encontrar alivio más pronto de lo que piensas si tomas el reposo adecuado y realizas lo que aquí te decimos.

Seguro que tienes en tu casa cualquiera de estos ingredientes abre tu alacena y revisa, son varias las opciones y alguna encontrarás.

¿Cómo curar un esguince en casa?

esguince

Extracto de cúrcuma: La cúrcuma es muy buena para desinflamar, puedes beber 2 cucharaditas en un vaso de agua tibia dos veces al día o tomar el extracto de raíz de cúrcuma con leche tibia antes de ir a la cama, esto hará que la inflamación baje poco a poco, si eres intolerante a la lactosa bebe sin leche.

Cubos de cebolla: Puedes cortar una cebolla en cubos o anillos calentarlas en una braza y colocar sobre el esguince sujetándolo con una gasa, también puedes frotar la cebolla de forma circular en la zona.

 Ajo: El ajo es un antiinflamatorio que puede curar este problema muy rápidamente solo debes mezclar aceite de ajo con aceite de almendras tres veces al día en la zona afectada. Mezcla jugo de ajo con aceite de coco y frota sobre la zona afectada, deja que actúe por ½ hora y enjuaga con agua tibia, debes hacerlo tres veces al día.

Aceite de oliva: Calienta una cucharada de aceite de oliva a realiza suaves masajes en la zona afectada tres veces al día.

Ten presente que estos remedios son solo para lesiones grado 1 y 2 las de tipo 3 requieren atención médica y reposo, después que se desinflame puedes comenzar a mover la articulación lentamente y realizar flexiones para no perder la elasticidad del músculo.

Los ejercicios con pelotas también son muy buenos, coloca una pelota de tenis en la planta del pie y ruédala para que los ligamentos se vayan estirando y recuperando progresivamente.

Si te ha gustado no dudes en compartir este artículo con todos tus contactos, será útil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *