Treinta y tres regalos que tus hijos nunca olvidarán

A tus hijos siempre los llenas de regalos materiales, ropa y mucha comida, pero existen obsequios que duran toda la vida y tiene más valor de lo que piensas.

Aprende cuales son esos regalos que tu hijo valora y aprecia más para que prestes más atención y dediques más tiempo en fabricárselos, con el fin de crear individuos que aporten a la sociedad.

Estos regalos les facilitaran la vida a tus hijos y le abrirán muchas puertas, por eso deja de enfocarte en las coas materiales y darle a tus hijos obsequios que vayan a usar y necesitar por toda su vida.

Los mejores regalos que puedes darle a tus hijos

Aceptación: aceptar a tu hijo como es y mostrarle amor es algo que sin duda ayudara a tu hijo a tener un buen desarrollo emocional.

Incentiva su creatividad: si tu hijo es muy creativo y le gusta el mundo del arte, regálale objetos que le sirvan para a desarrollar esas capacidades y apóyalo en lo que haga.

Perseverancia: ayúdalo a que luche por sus sueños, por lograr sus metas, eso le permitirá desarrollar la perseverancia que es una virtud necesaria para ser exitoso en la vida.

Compasión: en la vida hay momentos en lo que debemos ser compasivos, enséñales a tus hijos como hacerlo, para que lleve una vida equilibrada.

Determinación: ayúdalos a que tracen metas y tengas la determinación de hacer lo necesario para que las logren.

Disciplina: incúlcales a tus hijos que deben tener un buen comportamiento en todo lugar.

El verbo: la palabra tiene poder, enséñalos a usar palabras adecuadas para expresarse y además cuida lo que dices frente a ellos.

Fidelidad: demuestra lo comprometido que estas con tu pareja e hijos, así ellos te tomaran como ejemplo para la vida en familia  que algún día tendrán. La fidelidad es muy importante en la vida de un niño y para el bienestar de una familia.

Ver el lado positivo: enséñalos a que vean el lado bello y positivo de todas las cosas.

Generosidad: incúlcales a tus hijos que sean generosos con el prójimo, con los animales o con cualquiera que necesite de ellos.

Honestidad: la sinceridad es un gran valor, enséñaselos a tus hijos y serán unos adultos respetables.

Esperanza: deben aprender que la esperanza es lo último que se pierde. Que siempre las cosas pueden ir mejor. Esos les ayudará a resistir las dificultades.

Demostración de cariño: aprovecha todo el tiempo que tienes para demostrarles amor, de esa manera ellos no tendrán miedo de mostrar sus sentimientos.

Imaginación: desarrolla la imaginación de tu hijo, usando juegos o dinámicas que le permitan crear y activar la parte artística.

Aprendizaje: desarrolla nuevas formas de que tus hijos aprendan cosas nuevas, es importante que tengan muchas habilidades, destrezas y conocimientos que le ayuden en un futuro.

Comer juntos: el regalarle tiempo para comer junto a tus hijos será algo invaluable, ya que ellos sabrán el valor de lo que es la compañía de sus padres.

Cuido ambiental: enséñales que la naturaleza debe apreciarse y no dañarse, que el aire puro, la vegetación y hasta los animales deben apreciarse ya que embellecen este mundo.

Brinda oportunidades: crea oportunidades a tus hijos que les permitan descubrir sus habilidades y vocaciones.

Optimismo: enséñalos a ver lo mejor de cada situación y mantenerse con una actitud positiva en todo momento.

Admiración: enséñale cuando admiras lo que hace y las cualidades que tiene.

Corregirse: enséñale que errar es de humano y dales la oportunidad de corregirse.

Autoestima: enséñales a valorarse como persona, a sentirse seguro de si mismo tanto física como internamente.

Humor: enséñales el sentido del humor para que siempre tengan buen ánimo.

Estabilidad: enséñales que es tener un hogar y empleo estable para que sepan una guía que seguir en el futuro.

Dedícales tiempo: regálale los momentos más divertidos e inolvidables para que tengan una infancia feliz.

Dale un hogar acogedor: has de tu casa un verdadero hogar para que tu hijo nunca sienta la necesidad de irse, lejos de su familia.

Dale todos estos regalos a tus hijos y veras como irán creciendo con grandes virtudes y sin traumas infantiles.

Si te gusto el articulo compártelo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *