Buches con aceite para acabar con el mal aliento y por si fuera poco, desintoxicar el cuerpo.


Cuando empiezan aparecer las enfermedades y los malos olores (aliento) en el cuerpo es por la acumulación de toxinas que tienes en el organismo por lo que se hace necesario limpiar por dentro para acabar con esos problemas o prevenirlos.

Es importante que pongas en práctica 1 o 2 veces al año una depuración total de tu organismo con tratamientos naturales, para eliminar las bacterias y toxinas que enferman tu estómago, tu colon, hígado y hasta tu boca.

Hoy te enseñaremos hacer de una forma muy sencilla, para que tanto tu cuerpo como tu boca se limpien y puedas hablar sin vergüenza ya que desaparecerá el mal aliento.

Esta es una técnica Ayurvédica que se ha usado desde tiempos antiguos para eliminar las bacterias y las toxinas, trabajando especialmente en tu boca. Si quieres aprender a hacerla, debes continuar leyendo este post.

Elimina el mal aliento y limpia tu cuerpo de forma natural

aliento

Antes de enseñarte cómo hacerlo te mencionare algunos beneficios:

Elimina las bacterias que producen el mal aliento, si realizas los buches por 14 días.

Elimina el sarro de los dientes

Blanquea las piezas dentales

Los buches de aceite de coco o sésamo, te ayudan a combatir las bacterias y sustancias toxicas que liberan los empastes.

A continuación te explico cómo debes hacer los buches para que te hagan efecto.

Toma una cucharada de aceite de coco o sésamo, e introdúcela en tu boca y no lo vayas a tragar, deja que se caliente con el calor corporal para que empieces hacer los buches.

Realiza los buches en 20 minutos asegurándote que cubras cada rincón de tu boca para que hasta las encías se limpien.

Luego  escupe el aceite y enjuaga tu boca con agua tibia. Finalmente cepilla los dientes como normalmente lo haces.

Este proceso puedes hacerlo 1 o 2 veces por semana para asegúrate de mantener la salud de tu boca.

De esta manera aseguras que tu boca y que tu cuerpo este limpio, ya que evitaras tragarte las bacterias que están en la boca y por supuesto no habrá razón para tener mal aliento.

Si te gusto el articulo compártelo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *