Los doctores no pueden creerlo esta mezcla elimina la flacidez en tus brazos y otras partes del cuerpo…


La flacidez aparece cuando una persona que sufre de obesidad y sedentaria empieza a bajar de peso de manera brusca, porque una enfermedad o por tratar de llevar una vida saludable de un día para otro.

Lo ideal para perder peso de forma sana, es ir al gimnasio para realizar ejercicios de  baja intensidad e ir incrementando a medida que va acostumbrando su cuerpo y además comer de manera más sana, eliminando las grasas y los dulces. Por supuesto todo esto bajo vigilancia y guía de un nutricionista y un entrenador personal.

Es así como se puede evitar que el cuerpo reduzca tallas sin necesidad de ver una capa de piel colgante debajo de sus brazos, cuello y abdomen. Pero si lamentablemente ya tiene el problema de flacidez, entonces es momento de tratarlo.

Este tipo de problemas estéticos son muchas veces tratados con cirugías plásticas, pero son costosos y además dejan muchas cicatrices, por lo que mejor opta por una forma agresiva. Por eso te enseñaremos a tratar la flacidez con un remedio casero.

Dile adiós a la flacidez de tu cuerpo

Existen productos caseros que juntos pueden ayudarte a eliminar la piel colgante de tu piel, para que incrementes tu autoestima y puedes ver el fruto de tus esfuerzos físicos y alimenticios.

Para lograr esto es necesario que dejes esa vida sedentaria y de mala alimentación. Además de aplicar el tratamiento casero que a continuación te vamos a enseñar.

Ingredientes:

1 taza de café

1 alcachofa

3 capsulas de alcanfor

Procedimiento:

Lo primero que debes hacer es colocar la alcachofa con un poco de agua en una olla y cocinarla por media hora hasta que hierva por unos minutos. Luego apaga el fuego.

El siguiente paso es licuar con un poco de agua de cocción la alcachofa con el alcanfor y el café.

Ahora que todos los ingredientes se integraron correctamente debes aplicarlo en las zonas donde se nota la flacidez. Luego cubre el área con un paño húmedo durante una hora para que haga mayor efecto.

Pasado ese tiempo retira la toalla y lava tu cuerpo con abundante agua. Repite esto por un tiempo hasta que te sientas conforme con la evolución de tu cuerpo.

Si te gusto el articulo compártelo en las redes sociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *