Por qué poner un cubo de hielo en este punto

La medicina oriental, tiene muchas técnicas que ayudan a tratar las dolencias del cuerpo y algunas enfermedades con solo tocar un punto en específico.

El día de hoy te contaremos como con un cubo de hielo puede tratar varios problemas de salud, según el Feng Fu, una técnica asiática que es muy usada y popular.

Lo mejor de todos es que para realizarla no necesitas muchos materiales y puedes hacerlo en la comodidad de tu casa, por lo que no hay excusa para no hacerla y ver la mejoría.

Este tipo de técnicas te pueden sacar de apuro en esos días en que no tienes una medicina a la mano o en la que prefieres tratar el dolor o el problema de forma más saludable o natural.

Técnica Feng Fu con un cubo de hielo

A continuación, te dejaré las instrucciones de como debes realizar esta técnica sanadora para que puedes aprovechar sus beneficios, desde la comodidad de su casa.

Veras que esta técnica te sacara de apuros y no dejaras de recomendarla una vez compruebes su efectividad, que los asiáticos prometen al aplicar esta técnica en sus pacientes.

Materiales:

Paño pequeño

Hielo

Procedimiento:

Lo primero que debes hacer es acostarte boca abajo o sentarte.

Luego coloca el hielo en la parte posterior de tu cuello, mantenlo en esa área por 20 minutos, tratando de soportar el frio, precisamente para eso debes envolver el hielo en el paño.

Puedes hacer esta técnica dos veces al día, quizás al levantarte y antes de acostarte a dormir. Es importante que hagas este procedimiento un día si o un día no, para que no abuses de este.

De esa manera podrás liberar endorfinas que te relajaran, te quitaran el dolor y además te ayudaran a conciliar el sueño.

Entre los beneficios que obtienes con esta técnica están:

Relajación

Mejor digestión

Previene los resfriados y la fiebre

Alivia el dolor de cabeza, de muela y articulaciones

Cuida las vías respiratorias

Trata los problemas de la tiroides

Combate la artritis, la hipertensión y es alma.

No dejes de intentarlo. Si te gusto el artículo compártelo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *