Los dolores de las manos y pies tal vez no es artritis sino tenosinovitis; así se soluciona

La tenosinovitis, es una enfermedad, donde se hincha el revestimiento que rodea el tendón, es muy dolorosa, incapacitante y es más común en los pies o las manos. Debes estar pendientes a los siguientes síntomas; Aparición de protuberancias, muchas veces de color rosáceo. Se recomienda asistir lo más pronto posible al medico

Si se obtiene un diagnóstico temprano, podemos evitar que la enfermedad empeore, y tener un resultado certero de que se trata, ya que no solo se puede estar padeciendo de tenosinovitis, puede ser cualquier otro tipo de enfermedad degenerativa de los huesos. Lo mejor es consultar con el especialista.

La tenosinovitis, se origina en la capa que recubre y protege los tendones, aflige los músculos flexores, impidiendo la movilidad de la mano, esta enfermedad puede producir fiebre e hinchazón de la parte afectada. Esta enfermedad es más notable en mujeres que en hombres, y por lo general aparece en aquellas personas tienen trabajos manuales, costureras, deportistas, contadores, dentistas y hasta cortadores de carne.

Esta lección, se dice que aparece por los movimientos repetitivos de las manos o pies, pues se ejerce un frote en el tendón del hueso, desgastándolos. Incluso las malas posturas contribuyen. Además, a esta enfermedad se le asocian lesiones como la enfermedad de quervain, la cual es una lección inflamatoria en los tendones, que afecta los pulgares de la mano.

Signos de padecer tenosinovitis en manos o pies

  • Dolor en las muñecas, tobillos, planta del pie o el talón.
  • Enrojecimiento e hinchazón en el área, incluso si se descansa.
  • Los dedos de los pies y manos crujen al moverse
  • Infección
  • Dificulta para manipular objetos, caminar, o hacer cualquier otra actividad cotidiana.

Recordemos que la tenosinovitis, posee tratamiento médico, por lo general con anti inflamatorios, además, de ejercicios de rehabilitación, terapias de frio-calor, baños tibios con agua de romero, tés de jengibre.

También podemos asistir a la consulta de un terapeuta, este nos puede indicar de qué forma mejorar nuestro dolor e incapacidad. Se recomienda combatir el estrés y la tensión de los tendones. Los síntomas de esta enfermedad se pueden combatir, pero en cualquier momento pueden volver.

Si este artículo fue interesante para ti, compártelo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *