Angina de pecho. Ese dolor puede ser signo de algo más mantente alerta.

Como bien dice el título, la angina de pecho es un signo de algo más. La misma se presenta como el indicativo de un problema cardiaco. Se experimenta como una presión o peso sobre el tórax. En ocasiones también se incluye dolor en los hombros, el cuello, los brazos la mandíbula y la espalda, incluso como una indigestión.

Se manifiesta cuando no hay suficiente irrigación sanguínea al musculo cardiaco. Es decir, cuando el corazón no recibe suficiente sangre con suficiente oxígeno. Esto último es determinante para que el corazón funcione eficazmente.

Recalcamos que las anginas son el indicativo de una enfermedad del corazón, especialmente deficiencias en las arterias coronarias. Estas deficiencias ocurren cuando existe acumulación en el conducto arterial por lo tanto el flujo de la sangre es deficiente.

Tipos de angina de pecho

Es necesario aprender a diferenciar los distintos tipos de anginas de pecho que existen, ya que son diferentes uno del otro, con su tratamiento y síntomas distintos. Los principales son:

  • Angina estable.

Es el más común de todos. En este caso el corazón se encuentra haciendo un esfuerzo adicional. Se conoce como un riesgo latente a sufrir un ataque cardíaco.

  • Angina inestable.

No presenta ningún patrón, por eso resulta más grave que la estable. Requiere atención de urgencia, ya que normalmente anuncia la ocurrencia de un ataque cardiaco.

  • Angina variante o Prinzmetal.

Muy poco común. La originan los espasmos de una arteria coronaria. La mayoría de las veces ocurre mientras la persona está en reposo.

  • Angina micro vascular.

Suele ocurrir cuando los vasos que alimentan el corazón presentan fallas y no funcionan como deben. Si existe una enfermedad micro vascular, se eleva el riesgo de un ataque cardíaco.

Causas.

La causa principal de las anginas es la obstrucción de las arterias coronarias, que son las que suministran sangre al corazón. De este modo podemos ver que tiene las mismas causas que las enfermedades coronarias.

Aun así, existen otros factores que pueden llevar a sufrir de esta condición:

  • Consumo habitual de cigarrillo.
  • Alta concentración de grasa y colesterol en la sangre.
  • Hipertensión.
  • Alta concentración de azúcar en la sangre.
  • Menopausia en las mujeres.
  • Antecedentes de familiares que sufrieran de esa afección.

Existe un agente, la placa, que es una sustancia cerosa que suele depositarse en las arterias, haciendo que comiencen a presentar problemas. Cuando esa placa se endurece, hace que las arterias también se endurezcan y se estrechen.

Si la placa no se endurece, sino que por el contrario si ablanda, al quebrarse crea y da origen a coágulos de sangre, que pueden llevar al bloqueo de las arterias y a un ataque cardiaco.

Síntomas.

Por regla general el síntoma principal es la sensación de presión en la zona del tórax. Adicionalmente, sudoración intensa, dificultades para respirar, náuseas, fatiga, sensación de indigestión, gases y en ocasiones dolor en el brazo, cuello, mandíbula y el hombro.

De igual manera, las razones para manifestarse, varían de acuerdo al tipo de angina:

  • Angina estable.

El detonador es el estrés, la exposición a una temperatura muy alta o muy baja, el fumar o una comida muy pesada.

  • Angina inestable.

Se presenta súbitamente, sin razón aparente. Se considera de atención médica de urgencia.

  • Angina variante.

Suele estar precedida de una exposición al frio intenso, uso de medicinas que alteren los vasos sanguíneos, estrés, tabaco u drogas (cocaína).

  • Angina micro vascular.

Se desarrolla poco a poco. Se manifiesta por los síntomas de la angina estable hasta hacerse más intensos.

Aquí tienes la información necesaria para saber cómo identificar una enfermedad cardiaca, a través de uno de sus síntomas. Sin embargo, para evitarlo, también es válido llevar un estilo de vida sano que incluya ejercicios y dieta balanceada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *