Mal funcionamiento de la glándula tiroides, haz esto y termínalo hoy

Muchas personas sufren de problemas hormonales y de obesidad por el mal funcionamiento de la glándula tiroides, eso puede ser genético o por alguna alteración de la misma.

Aunque hay alimentos que son dañinos para esta glándula. Si tienes problemas en la tiroides es necesario que comiences a controlarla de esta manera los síntomas se reducirán.

Con las posturas de yoga que te enseñare a continuación podrás lograr que esta glándula funcione correctamente, regulando tus hormonas y evitando las enfermedades que puede ocasionar su mal funcionamiento.

Es importante que exista un equilibrio en las glándulas que componen el organismo humano, de esa manera todo puede trabajar en óptimas condiciones y aseguras tu bienestar físico.

Prácticas de yoga para mantener saludable tu tiroides

Matsyasana: acostado boca arriba, dobla las rodillas y presiona los pies contra el piso, mientras colocas las manos debajo de los glúteos. Inhala mientras conectas los omoplatos, levanta la parte superior del tronco y echa la cabeza hacia atrás, mantente en esa posición por 15 o 30 segundos.

Ustrasana: de rodillas con las piernas abiertas al ancho de la pelvis, inclínate hacia atrás y toca tus talones. Mantén esa posición por 30 segundos.

Bhujangasana: acostado boca abajo, deja que tus manos descansen sobre el piso, luego colócalas debajo de tus hombros y levanta tu cuerpo lentamente. Inclina la cabeza hacia atrás y mantén esta posición por unos segundos mientras respiras profundamente.

Sarvangasana: acuéstate boca arriba y lleva tus piernas hacia el estómago. Despega la pelvis del piso mientras estira las piernas con la ayuda de tus manos. Mantén la postura por 5 minutos.

Halasana: acostado de espalda, estira los brazos hacia atrás de la cabeza. Luego has una respiración y estira las rodillas ni la ayuda de tus manos y trata de llevar los pies hacia atrás de la cabeza. Las manos deben aguantar la espalda y mantén esta posición por 1 minutos.

Realiza estas posturas de yoga y además de encontrar la relajación de tu cuerpo y mente, estarás colaborando al buen funcionamiento de tu glándula tiroides.

Si te gusto el artículo compártelo en las redes sociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *