Remedios caseros para las manos agrietadas por el frío

Las manos agrietadas puede ser un gran problema, sobre todo al llegar el invierno y el frío, pero hay remedios caseros que pueden tratar la piel, ayudando a mantenerla humectada y previniendo que se sigan produciendo grietas y cortes.

Manos agrietadas por el frío

Algunos de nosotros tenemos la piel seca y agrietada en invierno. Parece que tenemos este problema solo en invierno. La razón, el clima es más seco en invierno que en verano. No hay tanta humedad para ayudar a mantener nuestra piel húmeda, y el lavado, el roce constante con los guantes e incluso con el secado de las manos, puede ocasionar que la piel se agriete.

Remedios caseros para la piel agrietada por el frío

La piel agrietada y con picazón puede ser dolorosa y embarazosa. A menudo aparece en manos, pies y labios, pero también puede subir sigilosamente hasta las rodillas y los codos. Conoce a continuación algunos remedios caseros para ayudarte a tratar la piel agrietada y reseca de las manos.

1. Patatas

Puede sonar divertido, pero se pueden usar patatas para mantener la piel húmeda durante los largos meses de invierno. Para ello, corta una o dos patatas pequeñas. Luego colócalas en aceite de oliva durante unos veinte minutos. Después de que se hayan saturado con aceite de oliva, ponlas en tus manos secas y agrietadas. Debe dejarse en las manos durante al menos veinte minutos, posteriormente realiza el lavado de las manos.

2. Aceite de oliva

Es fácil utilizar este método: vierte aceite de oliva en tus manos y frótalo en la piel seca. Puedes usar aceite de oliva en cualquier parte del cuerpo que se haya secado y agrietado por el invierno. Si no tienes aceite de oliva disponible en casa, puedes usar aceite de coco o aceite de aguacate. Tanto el aceite de coco como el de aguacate funcionan tan bien como el aceite de oliva, pero deberías utilizar lo que sea más conveniente y rentable para ti. Muchos han estado usando aceite de oliva durante años para mantener su piel radiante y saludable durante los largos inviernos.

3. Bicarbonato de sodio

Hay muchos usos para este remedio casero. La gente usa bicarbonato de sodio para limpiar todo, desde la ropa hasta los dientes. Ahora puedes usar bicarbonato de sodio para lavar tus platos. Esto se debe a que el bicarbonato de sodio es menos fuerte para la piel que el jabón líquido común para platos. Muchos han comenzado a usar bicarbonato de sodio en lugar de jabón para platos y sus manos están menos secas durante todo el año. Aún así, otros pueden tener la piel seca y agrietada por todas partes. Si es así, quizás debas agregar bicarbonato de sodio al baño. Usar bicarbonato de sodio en la tina tendrá efectos similares a los que tiene en las manos al lavar los platos con él.

4. Simplemente agua

Muchos de nosotros hemos oído hablar de lo bien que funciona el agua en nuestro cuerpo, tanto por dentro como por fuera. Durante los meses de invierno, hay mucha menos humedad en nuestros hogares. El horno reduce aún más la humedad. Entonces, ¿qué podemos hacer para aumentar la humedad en nuestros hogares durante esos largos meses de invierno? Un humidificador funcionará. Sin embargo, si no tienes uno, un humidificador de bricolaje puede ser tan simple como colocar una olla de agua en la estufa. Debes asegurarte de que el agua no se evapore. A medida que el agua comience a hervir, agregará humedad al aire. Nuestros cuerpos necesitan esta humedad para mantenerse hidratados.

5. Miel para las heridas en las manos causadas por el frío

La miel se puede aplicar sobre la herida con muy buenos resultados. La más usada para curar las lastimaduras es la miel manuka, que se produce en Australia y proviene de la flor del árbol manuka. Es muy valorada por sus propiedades antibacterianas y está aprobada por las autoridades para tratar las heridas.

6. Baño de avena

Remoja tus manos en un recipiente tratado con avena cruda y aceite de oliva tibio. Lo recomendable es dejarlos en reposo sumergidos en la mezcla durante 10 a 15 minutos, mientras el humectante profundo actúa en tu piel agrietada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *