7 trucos para adelgazar sin hacer dietas

7 trucos para adelgazar sin hacer dietas

Perder peso es un proceso que requiere de varios factores para que en realidad el resultado sea exitoso, pero todavía son muchas las personas que se enfocan en realizar dietas de moda que están lejos de ser saludables y por el contrario tienden a poner en riesgo la salud. No se trata de restringir ciertas comidas por un tiempo determinado, es adoptar nuevas formas de alimentarse y ejercitarse que puedas mantenerse con el paso del tiempo y que se conviertan en un estilo de vida. Aquí te enseñamos 7 claves para mejorar tu apariencia y salud.

1-Cambiar los hábitos de forma progresiva

Lo ideal para bajar de peso y mantenerlo es cambiar tus costumbres, esto va relacionado con las cantidades y la frecuencia con la que se incluye cada grupo de alimentos. Trata de hacerlo poco a poco y de manera tranquila. Empieza por limitar cada vez más los alimentos procesados y saciarte con comida real, verduras, fruta, proteína.

También debes mantenerte activo, así sea saliendo a caminar, luego a correr, entrenamientos desde casa, Busca cualquier oportunidad para estar más activo. Recuerda que una dieta no es sostenible en el tiempo, aumenta el riesgo de deficiencias nutricionales, problemas hormonales, trastornos del sueño y el famoso efecto rebote.

2-Establecer metas reales

Cuando se trata de iniciar un proceso de adelgazamiento es de suma importancia ponerse metas, de esta manera estarás más enfocado en alcanzar dicho objetivo. Sin embargo, deben ser realistas y no exagerar, ya que es probable que no lo logres y piernas la motivación. Lo mejor es despacio y cada vez aumentar los cambios para exigirle a tu cuerpo, pero de una forma sana. Por ejemplo, realizar 30 minutos de actividad física, no saltarse las comidas, aumentar las verduras en el plato, consumir frutas como merienda, cocinar más en la casa.

3-Ser constantes

Para lograr el éxito es necesario ser constantes, debes tratar de alimentarte bien todos los días y de la misma manera realizar actividad física. Aleja de tu nevera y despensa esos productos poco nutritivos, así evitarás la tentación. También puedes llevar tu propia comida saludable al trabajo e incluir pequeñas comidas ligeras en la media mañana y tarde para combatir el hambre. Busca opciones de restaurantes que ofrezcan en su menú platos más nutritivos y siempre lleva tu lista de productos sanos cuando estén de compras por el supermercado.

4-Realizar ejercicio con frecuencia

Es importante alejarse de la vida sedentaria y mantenerse activo a través de diferentes entrenamientos. El realizar actividad física debe ser el complemento a una alimentación de calidad, no solo por cuestiones de estética, tus condiciones de salud mejorarán bastante. Para bajar de peso debes gastar más energía de la que consumes, al incluir ejercicio dentro de tu rutina logras aumentar el gasto calórico diario, mejorando la composición física. Realiza ejercicio de 4 a 6 días en la semana de acuerdo a tus capacidades.

5-Incluir alimentos nutritivos

Olvídate de las dietas restrictivas y de los productos milagro, tu estilo de vida debe incluir una variedad de alimentos con un alto nivel de nutrientes. Muchos especialistas recomiendan que la alimentación saludable debería basarse en ingerir todos los días 5 raciones de verduras, hortalizas y frutas. Incluir cereales integrales y productos lácteos. Consumir legumbres de 3 a 5 raciones en la semana, 3 veces pescado, 2 o 3 carnes blancas y una carne roja, aunque esta última no es del todo obligatoria. Sin olvidar de 6 a 8 vasos de agua diarios.

6-Evitar los refrescos y bebidas alcohólicas

El alcohol y los refrescos son las bebidas más apetecidas por muchos, pero no le traen nada bueno a tu cuerpo, ya que carecen de nutrientes. Trata de limitar su consumo a ocasiones especiales y no te dejes llevar por aquellos que dicen ser light o bajos en azúcar, todos son perjudiciales para la salud. Si bebes té, café o infusiones, evita agregar azúcar o miel, dale preferencia al agua. Los jugos de frutas naturales también son altos en azúcar, así que consúmelos sin tanta frecuencia. Es preferible comer la fruta entera para aprovechar todas las vitaminas.

7-Alejarse de los productos ultra procesados

Consume productos mínimamente procesados, es decir, aquellos alimentos en los que las vitaminas, minerales y demás nutrientes estén bien presentes. Aléjate de los que tengas muchos ingredientes añadidos, como azúcares, sodio, grasas, colorantes y conservantes. Un claro ejemplo de ello son: los embutidos, los refrescos, la comida rápida. También los pastelillos, las galletas empaquetadas, así como la variedad de bocadillos salados que se encuentran en los supermercados, estos solo ocasionan obesidad y enfermedades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *