Usos de la pomada de la campana para combatir las estrías

Usos de la pomada de la campana para combatir las estrías. Foto: Getty Images

Bloque que muestra la firma del editor.

¡Que levante la mano aquella mujer que no tenga estrías!

En mayor o menor grado, TODAS las mujeres tenemos estrías y es de lo más normal porque tenemos ciertas condiciones que predisponen a que aparezcan.

A mí me empezaron a salir desde la adolescencia, pero conforme fui pasando a la edad adulta, mi peso cambió, tuve hijos y esas leves estrías blancas que tenía solo en mis caderas, ahora se hicieron presentes en brazos, abdomen y piernas.

De acuerdo con información de la Academia Mexicana de Dermatología, las estrías aparecen en cualquier lugar del cuerpo donde se haya estirado la piel, pero son más frecuentes en las zonas que suelen almacenar grasa, como el abdomen, el pecho, la parte alta de los brazos, las nalgas y los muslos.

Los expertos de esta institución aseguran que hidratar la piel correctamente con cremas y beber mínimo 8 vasos de agua al día, pueden ayudar en gran medida a disminuirlas y en algunos casos, desaparecerlas.

Cuando tuve a mi primer hijo, mi abuelita me recomendó usar pomada de la campana para evitar las estrías y las que ya tenía, atenuarlas.

Fue tan bueno el consejo que lo seguí aplicando no solo en mi vientre, sino en otras partes de mi cuerpo con estrías.

Te comparto esta receta para que apliques esta crema en tu piel al menos cinco veces por semana, durante las noches y con masajes circulares.

Te sorprenderá el efecto regenerador en las estrías. 


Necesitas:

Aceite de almendras

Pomada de la campana 

1 recipiente con tapa

Preparación:

En un recipiente vacía la mitad de la pomada de la campana y agrega 4 cucharadas soperas de aceite de almendras.

Revuelve perfectamente hasta obtener una mezcla homogénea y tápala.

Aplica una cantidad generosa en las zonas con estrías con movimientos circulares. Hazlo al menos durante 5 noches.

Si eres constante, notarás que tus estrías se atenúan considerablemente y conforme pasen los meses, algunas habrán desaparecido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *