4 Errores que debes Evitar para lograr Bajar de Peso

Si deseas lograr tus objetivos para bajar de peso o en cualquier cosa que te propongas, debes seguir ciertas pautas y comprometerte contigo mismo para llegar a tu meta. En este articulo te daremos algunos consejos .

Errores comunes que te impiden Adelgazar

1. Establecer Metas poco Realistas

Para compartir un ejemplo personal, hace unos años, tomé la decisión de dejar de comer alimentos con azúcar agregado.

Hubo solo un problema. Me estaba preparando para el fracaso. Si bien tuve mucha disciplina y optimismo, todo lo que hice fue pensar en el chocolate y terminé sintiéndome un fracaso cuando cedí y comí un poco de chocolate.

El punto final para lograr un objetivo, debes sentirte un tanto seguro de poder alcanzarlo.

2.  No tener un Objetivo a largo plazo para Adelgazar

No hay ninguna razón por la cual no podría tener alimentos limitados con azúcares añadidos, pero lo hice de la manera incorrecta. Si tuvieras un plan muy específico, podrías haberlo logrado.

bajar rápido de peso

Solo necesitaba volver a evaluar mi objetivo, así que confiaba en mi capacidad para lograrlo.

Cuando estableces un objetivo a largo plazo, la atención se centra en lo que yo llamo la “Gran imagen”.

Pero para lograr ese gran objetivo, debes tener metas más pequeñas y manejables en el camino.

Volver a trabajar los objetivos de esta manera hace que incluso el objetivo más grande sea manejable.

A medida que logras el éxito a lo largo del camino, construyes tu confianza y esto hace que sea más fácil mantenerte enfocado y continuar con ese impulso hacia adelante.

3. Intentar hacerlo todo a la vez

No importa cuánto te enorgullezcas de tus habilidades para realizar múltiples tareas, la investigación muestra que tu cerebro solo puede enfocarse en una gran cosa a la vez.

Este es el mismo problema con tener demasiados objetivos. Piensa cuando decidiste que querías perder peso.

Probablemente hayas hecho grandes planes para ir al gimnasio, comer porciones más pequeñas e irte a la cama más temprano en esa primera semana.

¡Todos sabemos como resultó eso!

Un mejor enfoque es establecer menos objetivos más pequeños con más frecuencia. Me gusta establecer metas semanales. Esta práctica te permite minimizar las prioridades en competencia, lo que puede reducir tus posibilidades de éxito.

Cuando piensas en lo que tienes que hacer para alcanzar tu gran objetivo, puede causar algo de ansiedad si no lo derribas. Si logras tu gran objetivo durante 30, 60 o 90 días en lugar de 365, tus posibilidades de lograrlo son mucho mayores.

4. No reconocer el Progreso que vas teniendo con los días

¿Con qué frecuencia te tomas un tiempo para reflexionar y reconocer todo lo que haz logrado?

Tu mente subconsciente almacena todas tus experiencias y te hace sentir incómodo cada vez que intentas hacer algo nuevo o diferente de lo que has hecho antes.

Es por eso que construir nuevos hábitos es difícil. El trabajo de tu subconsciente es protegerte, por lo que quiere mantenerte justo donde estás, y eso no te acercará más a tus objetivos.

Al recompensarte a ti mismo, refuerzas esos nuevos comportamientos y esto ayuda a entrenar a tu cerebro para que sea más exitoso.

Por lo tanto, si deseas establecer metas que realmente se mantengan, asegúrate de que tus objetivos sean realistas, específicos del tiempo y del tamaño de un bocado, y no te olvides de darte crédito por todo tu arduo trabajo.

5 Factores Importantes que Impiden Bajar de Peso

Probar una moda de dieta tras otra puede no ser la manera correcta de perder peso.

Perder peso no significa morirse de hambre todo el día. La forma correcta de perder peso es consumir una dieta balanceada, lo que significa que incluye la cantidad correcta de proteínas, carbohidratos y grasas en tus comidas.

Pero, la comida no es el único factor determinante que afecta la pérdida o ganancia de peso.

Es posible que tengas una gran dieta pero, ¿y si todavía no estás perdiendo peso? No te rindas.

Factores que Impiden Bajar de Peso

1. A menudo te saltas el desayuno

Debes saber esto: el desayuno es la comida más importante del día. Saltarte el desayuno te deja con hambre durante todo el día y tiendes a comer en exceso más tarde, durante el almuerzo o la cena.

Intenta tomar un desayuno lleno de proteínas, ya que te deja lleno y aumenta la energía.

2. Te estás quedando dormido mucho tiempo

Los estudios de investigación muestran que las personas que se quedan dormidas (9-10 horas por noche) tienen más probabilidades de aumentar de peso que aquellas que duermen entre 7-8 horas.

Por lo tanto, evita las ganas de dormir más y practica actividades físicas como natación, ciclismo y patinaje.

Si tiendes a sentirte cansado todo el tiempo y no puedes superar tu hábito de quedarte dormido, puede haber un riesgo de salud subyacente, entonces visita a tu médico de inmediato.

3. No haces suficiente ejercicio en la semana

No puedes esperar perder peso sin ejercitarte. Las largas horas de trabajo pueden dejarte con menos tiempo para actividades físicas, pero no hay atajos para bajar de peso.

El ejercicio regular es obligatorio para la salud y el bienestar general.

4. Estas estresado todo el tiempo

El estrés laboral, naturalmente, deja menos tiempo para las actividades físicas que con el tiempo, conduce al aumento de peso.

Los niveles elevados de la hormona del estrés, el cortisol, es un factor que provoca la ingesta excesiva. Los niveles de estrés más altos conducen a un mayor impulso para la “comida de confort” y que sin duda son malas noticias para tu plan de dieta en curso.

5. Eres un snacker medianoche regular o un comedor tardío

Sí, puede que te guste comer bocadillos a medianoche, pero si quieres perder peso, aléjate de ellos.

El bocadillo de medianoche no solo te deja con la sensación de letargo, sino que también ejerce presión sobre tu sistema digestivo.

También debes evitar las comidas nocturnas, ya que puede ser difícil para tu cuerpo quemar grasa debido a tu aumento de azúcar en la sangre y la temperatura corporal.

Es recomendable cenar al menos 3 horas antes de acostarte.

Haz lo que funcione para ti, y no te intimides con la báscula. Controlar tu peso regularmente es vital para descubrir qué está funcionando y qué no.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *