5 remedios caseros para la diabetes

La mejor forma natural y casera para controlar la diabetes y regular los niveles de azúcar en la sangre es la pérdida de peso, pues esto hace que existan menos capas de grasa en el cuerpo, lo que mejora el funcionamiento del hígado y del páncreas, así como favorece la sensibilidad a la insulina, facilitando su trabajo. Para lograr perder peso, es muy importante tener una dieta equilibrada y practicar ejercicio regularmente.

No obstante, junto con la pérdida de peso también existen plantas que pueden emplearse para potenciar el efecto de la insulina y ayudar a controlar los niveles de azúcar en la sangre, en especial en personas con prediabetes. Estas plantas deben ser utilizadas únicamente después de consultar al médico que está orientando el tratamiento, pues algunas pueden interferir con el efecto de ciertos medicamentos utilizados para la diabetes y pueden causar complicaciones serias como la hipoglucemia.

Cualquiera de las plantas presentadas a continuación puede incluso ser consumida en forma de suplemento alimentario, el cual es vendido en tiendas de productos naturales bajo la presentación de cápsulas. En estos casos, su uso debe ser realizado de acuerdo con el fabricante o según la orientación de un nutricionista o fitoterapeuta.

Algunas de las plantas que poseen evidencia científica de regular la glucosa en la sangre incluyen las siguientes:

1. Fenogreco

El fenogreco, conocido científicamente como Trigonella foenum-graecum, es una planta medicinal muy versátil que puede ser utilizada para tratar varios problemas de salud. Además, tiene un fuerte efecto en el control de los niveles de azúcar en la sangre, pues posee en sus semillas una sustancia activa conocida como 4-hidroxileucina; la cual, según varios estudios, podría aumentar la producción de insulina por parte del páncreas, lo que disminuye los niveles altos de glucosa en la sangre comunes en la diabetes.

Asimismo, el fenogreco también podría retrasar el vaciamiento del estómago, disminuir la absorción de carbohidratos y promover el uso de la glucosa por parte del cuerpo, disminuyendo la glucemia.

Ingredientes:

  • 1 taza de agua;
  • 2 cucharaditas de semillas de fenogreco.

Modo de uso:

Colocar el agua y las hojas en una olla y dejar hervir por 1 minuto; apagar el fuego y dejar reposar durante 5 minutos. Por último, retirar las semillas, dejar entibiar y beber. Este té puede beberse luego de las comidas para ayudar a regular los niveles de glucosa; no obstante, no debe ser usado en caso de que se esté bajo tratamiento con medicamentos para la diabetes, pues puede causar hipoglucemia, en especial si no existe la aprobación del médico.

El uso de fenogreco puede tener algunos efectos secundarios en niños, mujeres embarazadas y lactantes, razón por la que debe ser evitado en estos casos.

2. Ginseng

El ginseng, cuyo nombre científico es Panax ginseng, es una raíz medicinal muy utilizada en todo el mundo para diversos fines, en particular para mejorar la circulación sanguínea cerebral y favorecer el rendimiento. Asimismo, esta raíz también ayuda a aumentar la producción de insulina por parte del páncreas y a mejorar la sensibilidad a dicha hormona.

De esta forma, el ginseng puede ser una excelente opción en personas con diabetes tipo 2, pues ayuda a regular mejor la cantidad de azúcar en la sangre.

Ingredientes:

  • 1 taza de agua;
  • 1 cucharada de raíz de ginseng.

Modo de uso:

Colocar el agua y el ginseng en una olla y llevar a ebullición durante 5 minutos. Luego, dejar reposar 5 minutos más y, por último, dejar entibiar y beber de 2 a 3 tazas al día.

El consumo regular de este té puede causar efectos secundarios en ciertas personas, como ansiedad, dolor de cabeza o insomnio, por ejemplo. Además, las mujeres embarazadas no deben consumir este té sin supervisión del médico.

3. Diente de león

El diente de león, científicamente denominado Taraxacum officinale, es otra planta que posiblemente tenga un fuerte efecto sobre la diabetes, pues tanto sus hojas como sus raíces son capaces de regular los niveles de azúcar en la sangre. De hecho, la raíz del diente de león posee una sustancia conocida como inulina, la cual puede aumentar la producción de insulina debido a que es un tipo de azúcar que no es metabolizado; por ende, no genera el aumento del nivel de azúcar en la sangre.

Por lo tanto, el diente de león puede ser utilizado como una buena opción natural para personas prediabéticas.

Ingredientes

  • 1 taza de agua:
  • 1 cucharada de raíz de diente de león.

Modo de uso

Colocar el agua y las raíces en una olla y llevar a ebullición, dejar hervir durante 5 minutos. Luego, retirar del fuego y dejar reposar por 5 minutos. Por último, colar y beber cuando esté tibio. Este té puede beberse hasta 3 veces al día.

4. Manzanilla

La manzanilla es otra planta muy utilizada en la medicina popular, pues es conocida como un calmante natural. Asimismo, esta planta también posee efeto sobre el nivel de azúcar en la sangre, ayudando a mantenerlo controlado. Por otra parte, también podría brindar protección contra complicaciones de la enfermedad, como lesiones en los vasos sanguíneos, por ejemplo.

Algunos de los componentes que parecen ser responsables por estos efectos incluyen sustancias como umbeliferona, esculina, luteolina y quercetina.

Ingredientes

  • 1 cucharada de manzanilla:
  • 1 taza de agua hirviendo.

Modo de uso

Añadir la manzanilla al agua hirviendo y dejar reposar durante 5 a 10 minutos. Luego, colar y beber de 2 a 3 veces al día.

Existen ciertos estudios que indican que la manzanilla no debe ser ingerida durante el embarazo; por esta causa, las mujeres gestantes deben consultar al obstetra antes de utilizar este té.

5. Canela

La canela, aparte de ser una excelente especia aromática, también ayuda a controlar los niveles de azúcar en la sangre, pues contiene un componente conocido como metil-hidroxichalcona que podría imitar el efecto de la insulina en el cuerpo, lo que ayuda en el metabolismo de la glucosa.

Para esto, la canela puede añadirse en la comida o ingerirse bajo la forma de agua de canela, por ejemplo.

Ingredientes

  • De 1 a 2 ramas de canela:
  • 1 litro de agua.

Modo de uso

Colocar las ramas de canela en el agua y dejar reposar en el refrigerador durante una noche. Luego, retirar las ramas de canela y beber a lo largo del día.

Existen ciertos estudios que indican que la canela no debe ingerirse durante la gestación, razón por la que es aconsejado que las mujeres embarazadas consulten al obstetra antes de utilizar este té.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *