Semillas de Cajuil o Marañon, un golpe de beneficios a tu cuerpo.

La nuez del cajuil ó semillas de cajuil como comúnmente le llamamos. Esta fruta, nativa de Brasil, es común en los países tropicales y su fruto carnoso se usa para fabricar mermeladas, conservas dulces, jaleas, gelatinas, vino, vinagre, jugos o puede consumirse fresca.

Originalmente su nombre era “cajú”, derivado de la lengua indígena brasileña, pero cada país tiene un nombre distinto para identificarlo. En Venezuela lo conocemos como caujil; en Argentina, Uruguay y Chile le dicen castaña de cajú; para los dominicanos es cajuil; cashew es el nombre que le dan los estadounidenses; mientras que en Perú, Colombia, Centroamérica, Ecuador, Cuba y parte de México le llaman Marañon; en Puerto Rico es Pajuil; para Guatemala es Jocote Marañon y los españoles le dicen anacardo..

Su delicioso e inconfundible sabor los ha hecho uno de los favoritos entre los frutos secos, pero además, su contenido nutritivo las convierte en un alimento que aporta al cuerpo los ácidos grasos insaturados, protectores del sistema cardiovascular.

Este fruto seco está cargado de antioxidantes, vitaminas, magnesio, fósforo, manganeso, zinc, cobre e hierro (estos dos últimos eliminan los radicales libres), además de que no tiene colesterol. Esta semilla, al igual que las nueces, hará que su cuerpo reciba un golpe de beneficios.

Los 8 increíbles beneficios de las semillas de cajuil

1. Cuerpo sano gracias a las semillas de cajuil

Contiene ácidos grasos insaturados, dentro de los cuales se encuentran los poliinsaturados (ácido linoléico u omega 6 y ácido linolénico u omega 3) y los monoinsaturados (ácido oleico), estos se encargan de bajar los niveles de colesterol malo, y previenen que las arterias del corazón se obstruyan.

2. ¡Actúa contra el cáncer!

Las proantocianidinas (una clase de pigmento vegetal) presentes en la semilla de cajuil tienen como tarea defendernos de células anómalas, puede llegar a reducir el riesgo de cáncer de colon. Se sabe que intervienen para que las células cancerígenas no se dividan.

3. ¡Nos aporta gran variedad de vitaminas y minerales!

Las semillas de cajuil son una rica fuente de vitamina B1, B2, B3, B6, vitamina C, potasio, calcio, fósforo, hierro y magnesio, que intervienen en diversas funciones del cuerpo, este es muy bueno para controlar la presión arterial alta, evitar que suframos espasmos musculares, fatiga y migrañas. A su vez, refuerza los huesos y regula el tono de los nervios para mantenerlos sanos.

La vitamina C ayuda a alejar las gripes al fortalecer el sistema inmunológico, el calcio interviene en el fortalecimiento del sistema óseo, la vitamina B6 incrementa el rendimiento muscular e interviene en la producción de sustancias en el cerebro que permiten regular el estado de ánimo, la vitamina B1 interviene en el producción de energía y el hierro ayuda a prevenir y combatir la anemia.

4. ¡Lucirás radiante!

El hierro de las semillas de cajuil elimina los radicales libres (esos que dañan nuestras células) y produce melanina, un pigmento vital para una piel y cabello radiantes.  Estas semillas aportan un aceite excelente para tratar todo tipo de piel, con especial énfasis en la piel madura. Sus efectos positivos penetran la piel de manera profunda, ayudando a controlar y prevenir muchas de las enfermedades que atacan la piel como la psoriasis, la piel dañada, las pieles sensibles, la piel de bebé, el acné, la piel seca y las eccemas, entre las más notorias.

5. Colabora con la salud dental

Dientes fuertes y encías sanas gracias al consumo de las semillas de cajuil, cuyos químicos matan las bacterías conocidas como ‘Gram’ y culpables de causar caída de piezas dentales, caries y acné.

6. ¡Beneficia nuestra visión!

Las semillas de cajuil contienen Zeaxantina, un pigmento antioxidante que es absorbido por la retina y la protege de la degeneración y los rayos ultravioleta del Sol.

7. Ayuda a evitar la Diabetes tipo 2

Las grasas monoinsaturadas de las semillas de cajuil colaboran para reducir los bien conocidos triglicéridos y el riesgo de que la persona desarrolle Diabetes tipo 2.

8. ¡Ayudan a controlar el peso!

La fibra de las semillas de cajuil ocasiona que quien las consuma se sienta satisfecho rápidamente, apoyando los procesos para mantener un peso ideal, pero eso no es todo porque la fibra brinda energía y acelera el metabolismo, apoyando un adecuado proceso digestivo.

Ademas se pueden utilizar para…

La hoja del árbol de cajuil se utiliza para curar diarreas, infecciones en la garganta, cicatrizar heridas y detener hemorragias.

Otro dato curioso es que al consumidor cajuil fresco en las mañanas ayuda contra la ameba, el té de sus hojas es utilizado contra las infecciones urinarias del hombre.

A pesar de esto, las semillas son un alimento calórico, por lo que consumirlo en exceso conllevaría a la ingesta de calorías extra, y si encima le añadimos sal, hay que preocuparse de tener en cuenta el contenido de sodio. Por lo que no es recomendable agregarle sal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *