No se necesita plancha de alisar, remedios caseros que te dan el pelo liso sin ningún daño

¿Te aburre tu pelo rizado o extremadamente ondulado? Entonces has llegado al lugar correcto, porque tenemos la solución para ti.

Aquí tenemos para ti, algunas formas en las que puedes tener un cabello naturalmente liso y manejable en casa, sin gastar dinero y sin someterte a un tratamiento químico. El cabello liso no sólo es más manejable, sino también fácil de mantener diariamente. 

Estos consejos, además de darte el look de ensueño que siempre has querido, también añadirán brillo a tu cabello. Así que sigue leyendo y descubre a través de nosotros, el mejor uso de algunos productos naturales y fácilmente disponibles.

1 Leche de coco y jugo de limón

Una de las propiedades beneficiosas de la leche es que añade suavidad a tu cabello. Un uso regular de la misma definitivamente mejorará la calidad de su cabello, reduciendo gradualmente la ondulación y el rizado del mismo.

¿Qué hacer?

Añade un zumo de limón de tamaño medio a un vaso de leche de coco. Mézclelos bien y luego ponga la mezcla en el refrigerador por 2-3 horas o más, hasta que se espese un poco. Una vez que la mezcla se haya enfriado, aplique la pasta de mezcla cremosa en su cabello. Después de aplicar la pasta, cúbrete el pelo con una toalla empapada en agua caliente, durante 20-25 minutos. Después de eso, lávate el pelo con tu champú habitual. No olvide aplicar acondicionador si desea obtener los mejores resultados. Repita este procedimiento durante al menos 4-5 semanas para ver los efectos.

2 Leche y miel

Esta combinación hace maravillas, no sólo a su piel, sino también a sus preciosos mechones.

¿Qué hacer?

Añade una cucharada de miel a una taza de leche. Añade unas fresas trituradas a la mezcla de miel y leche y aplica esta pasta en el pelo. Déjalo reposar durante 2-3 horas, y luego enjuágalo con un buen champú y acondicionador. Repítelo durante 2-3 semanas para obtener un pelo sano y un aspecto elegante.

3 Tratamientos de aceite caliente

El aceite es algo que todo el mundo usa, pero masajear el cabello con un tratamiento de aceite caliente no sólo aumenta la circulación sanguínea, sino que también ayuda a disminuir los rizos. El aceite caliente es básicamente una mezcla de muchos aceites, como el de coco, neem, ricino, jojoba, etc. Se mezclan para dar una mezcla mágica, que hace maravillas con el cabello.

¿Qué hacer?

Masajea tu pelo con aceite caliente durante 15-20 minutos una vez a la semana. Luego cúbrete el pelo con una toalla empapada en agua caliente. Este proceso ayuda a que el aceite se filtre en las raíces del cabello, fortaleciéndolas. Lávate el pelo después de una hora de aplicar el aceite. Use un buen y suave acondicionador y champú para lavar su cabello.

Así que, aquí están las 3 formas mágicas de conseguir un cabello naturalmente manejable y liso, sin gastar dinero en costosos tratamientos químicos.

Dinos cuál te gustó más y cuán efectivos fueron.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *