EMPECÉ A INCLUIR SEMILLAS DE CHÍA EN MI DIETA Y ESTO ME PASÓ

Durante los últimos meses las semillas de chia han tomado una gran relevancia, ya que tienen muchas propiedades benéficas para nuestro cuerpo.

Son muy saludables, ya que no contienen gluten, pero sí Omega 3, antioxidantes y fibra. Y eso no es todo, para que te hagas una idea de su gran aporte nutricional. Además las semillas de chía contienen 5 veces más calcio que la leche, 3 veces más antioxidantes que los arándanos, 3 veces más hierro que las espinacas, 2 veces más fibra que la avena, 2 veces más proteínas que cualquier verdura, 2 veces más potasio que las bananas.

Así que a continuación te decimos los beneficios de incluir semillas de chía en la dieta.

BENEFICIOS DE INCLUIR SEMILLAS DE CHÍA EN LA DIETA

PARA MI ASOMBRO, TIENEN MUY BUEN SABOR

Si aún no las has probado, tienen un sabor parecido a la nuez, por lo que es fácil combinarlas con los alimentos, a mí me encanta incluirlas en tartas, galletas y ensaladas.

RECUPERÉ LA ENERGÍA QUE PENSÉ HABER DEJADO EN OTRO CUERPO

Este cambio fue uno de los primeros que comencé a notar. Tal como lo mencioné anteriormente, contiene 2 veces más potasio que las bananas, lo cual es ideal para llenarte de energía.

AHORA RECUERDO TODO Y SOY MÁS PRODUCTIVO

Tenía tantas cosas que hacer que sentía que mi cabeza iba a explotar. Cuando comencé a consumirlas empecé a organizarme mejor, a estar más lúcido y despierto. Y esto tiene una explicación:

Las semillas de chía brindan un gran aporte de Omega 3 (incluso más que algunos pescados), el cual ayuda al sistema nervioso central, para las células y muchos de nuestros órganos vitales. Por ello, las semillas de chía son ideales para fortalecer tu memoria.

MI PIEL MEJORÓ NOTABLEMENTE

Como ayudan a mantenerte hidratado, tu piel luce más nutrida. Esto es ideal para los deportistas, ya que las semillas absorben de 10 a 12 veces su peso en agua, lo que te mantiene hidratado.

BAJÉ DE PESO SIN DARME CUENTA Y MI APETITO DISMINUYÓ

Siempre me costó ser constante con mi alimentación, empecé dietas un montón de veces. Sin embargo, gracias a las semillas de chía, de repente noté que mis pantalones ya no me apretaban como antes.

Resulta que son una excelente fuente de fibra (aceleran tu proceso digestivo) y a la vez generan saciedad. Prácticamente a todo lo que como le incorporo chía: jugos, mermeladas (y quedan deliciosas), ensaladas, carnes, salsas…

EL EXCESO DE GRASA EN MI FIGURA DESAPARECIÓ

Al llenarme de energía pude hacer las cosas que siempre quise y que por cansancio posponía, por ejemplo, salir a caminar; cuando me ejercito quemo grasa y tonifico mi piel. A su vez, su gran aporte de proteína ayuda a generar tejidos musculares. ¡Es genial!

Como puedes ver los beneficios de consumir semillas de chía son muy buenos. No lo pienses más e inclúyelos en tu dieta diaria. ¡COMPARTE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *