Usos desconocidos del aceite de coco

¿CONOCES TODOS LOS USOS DEL ACEITE DE COCO?

El aceite de coco es, actualmente, uno de los aceites de moda junto al del árbol de te. Este aceite  del que hablamos hoy en esta entrada tiene una gran cantidad de usos, comenzando por la cocina (sus usos más conocidos) y llegando hasta sus usos medicinales y terapéuticos, pasando por la gran cantidad de usos que tiene en la belleza, sustituyendo los cosméticos y productos químicos.  

USOS DEL ACEITE DE COCO

Acaba con las verrugas
Las verrugas son mayoritariamente inofensivas, pero resultan muy molestas. El aceite de coco puede utilizarse como terapia contra las verrugas, tanto de forma preventiva como para tratar verrugas agudas. Si ya se tienen verrugas, se puede aplicar aceite de coco de manera puntual. Hay que prestar mucha atención a unas manos limpias y desinfectadas o, bien, utilizar un bastoncillo de algodón. Después de aplicar aceite de coco en la zona afectada, cubrirla con una tirita. En caso de verrugas persistentes, puede resultar muy útil aplicar una mezcla de aceite del árbol del té y aceite de coco.

Pestañas más largas y gruesas
Las mujeres suelen recurrir a productos que oscurecen y alargan las pestañas. Para ello, se someten a diario a procedimientos tales como el moldeado con el rizador de pestañas y el uso de rímel. Pero, al igual que nuestro cabello, las pestañas pueden verse afectadas por estos tratamientos y volverse frágiles. Por eso es muy importante también el cuidado regular de las pestañas. Una limpieza suave y a fondo de las pestañas cada noche es indispensable. De lo contrario, los restos de rímel podrían endurecer las pestañas, torciéndolas y rompiéndolas durante el sueño. Aplicar con regularidad aceite de coco en las pestañas aporta suavidad y elasticidad, además de nutrientes y vitaminas efectivos. Simplemente hay que derretir un poco de aceite de coco entre el pulgar y el índice y, a continuación, masajear las pestañas con cuidado. Para un cuidado óptimo de las pestañas, se debe aplicar el aceite de coco a largo plazo y varias veces a la semana.

Desmaquillante
Para utilizarlo como desmaquillante natural, basta con fundir una porción de aceite de coco del tamaño de una nuez entre las yemas de los dedos, aplicarla en la cara y retirarla con un pañuelo o un disco desmaquillante. Un efecto secundario fantástico: gracias a las ricas propiedades curativas del aceite de coco no es necesario tomar más medidas como, por ejemplo, utilizar cremas hidratantes.

Labios suaves
El aceite de coco también puede utilizarse para labios aterciopelados y suaves. Simplemente hay que derretir el aceite de coco bio virgen entre los dedos y aplicarlo en los labios. El efecto antibacteriano del aceite de coco puede actuar de forma preventiva a los virus del herpes. Rellenado en un tarrito pequeño, tendrás siempre a mano un bálsamo natural de labios para una piel suave.

Acaba con el acné y las impurezas de la piel

El aceite de coco también puede actuar de manera positiva contra el acné y los granos. El efecto de este aceite contra los granos y el acné radica en el ácido láurico antibacteriano. Es recomendable aplicar el aceite de coco puro directamente en las zonas de la piel afectadas. Para ello, puedes utilizar un disco de algodón, un bastoncillo de algodón o las manos completamente limpias.

Anti-estrías y anti-celulitis

El aceite de coco puede ayudar a la piel flácida a volverse más elástica y tersa. Este aceite aporta a la superficie de la piel humedad y minerales valiosos. La estructura cutánea mejora, la piel se vuelve más lisa, por lo que tiene un aspecto más elástico y simétrico. Con su uso regular y a largo plazo, el aceite de coco puede actuar contra la celulitis de forma preventiva.

Un problema también muy recurrente son las estrías, que también se producen en caso de aumento o pérdida de peso extremos. El aceite de coco actúa contra las estrías de forma similar a como lo hace con la celulitis. Aplicado con regularidad, el aceite de coco le brinda elasticidad a la piel, previniendo las desagradables estrías. Por ejemplo, aplica aceite de coco en la piel cuando se produzcan cambios de peso o durante el embarazo. El aceite de coco también mejora las estrías del embarazo ya existentes.


Contra las ojeras

Tras la relajación, descanso y enfriamiento pertinentes puedes intentar luchar contra las ojeras con el aceite de coco. La piel alrededor de nuestros ojos es muy sensible y fina. Aquí se debería prescindir de productos agresivos y aplicar únicamente productos naturales. El aceite de coco también es idóneo para aplicarse en estas zonas de los ojos. Distribuye un poco de aceite de coco en tus dedos limpios y haz un masaje con él en la parte inferior de los ojos. Un ligero masaje hace que las propiedades del aceite de coco penetren con mayor rapidez en la piel, estimulando la circulación para obtener un cutis fresco.

Curar heridas


Las sustancias activas del aceite de coco ayudan en la curación de heridas y aceleran el proceso. El aceite de coco es especialmente beneficioso en cortes. Gracias al efecto antibacteriano, antiviral y fungicida, puede proteger contra posibles infecciones y contribuir al proceso de curación. Gracias a los ácidos grasos de calidad y a sus propiedades curativas, puede ayudar a disminuir la cicatrización después de una herida.

Puntas abiertas y cabello seco

El cabello puede secarse debido a la exposición de los rayos del sol, al cloro o al agua salada. Pero también el aire de la calefacción puede afectar a nuestro pelo: se seca, se vuelve áspero y tiende a romperse. El aceite de coco puede ayudar a contrarrestarlo ya que aporta humedad y, aplicándolo en forma de masaje en el cuero cabelludo te ayudará a que vuelva a estar sano.

Por otro lado, las puntas se vuelven frágiles y se parten. Aplicar aceite de coco antes de dormir una vez a la semana como cura capilar previene y actúa contra las puntas abiertas. Simplemente hay que frotar el aceite de coco en las manos para calentarlo, y aplicar en forma de masaje en las puntas después de lavarse el pelo. A la mañana siguiente, lavar el pelo.

Desodorante

El aceite de coco es también perfecto como desodorante gracias a sus ácidos láuricos antibacterianos. Inhibe la reproducción de las bacterias que causan olor. El aceite de coco calma la piel de las axilas irritada y con picazón, por ejemplo, tras el afeitado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *