Elimine de una vez el bigote y pelos en el rostro con esta increíble máscara con azafrán

La depilación es uno de los cuidados de la belleza que toda mujer valoriza y no deja nunca en segundo plano. Las piernas, las pantorrillas, las axilas, barriga, área del bikini… no hay lugar donde los pelos no incomoden. Cuando se trata del rostro, el tema es todavía más sensible. O sea, en el bozo, en la sobre cejas o el mentón; toda mujer recurre a la depilación para liberarse de los vellos.

Sin embargo, la depilación realizada con frecuencia agrede a la piel, principalmente cuando se trata del rostro, una piel naturalmente más delicada y sensible. Por otro lado, las mujeres narran que una piel sin vellos, lisa y suave realza la belleza y la autoestima de la mujer, aumentando la confianza en sí misma y su bienestar. Y entonces, ¿qué hacer? ¿Cómo dejar su piel lisa, sin agredir con depilaciones frecuentes?

Lea más sobre el increíble método oriental que dejará su piel sin vellos y saludable:

Usted solo necesitará tres ingredientes para preparar esta receta y alcanzar el resultado deseado. Muy fácil de hacer, esta receta asiática utiliza los beneficios del azafrán y del garbanzo para eliminar los pelos de la piel y también dejarla más bonita.

Beneficios del azafrán: posee una potente acción antioxidante, rejuveneciendo la piel y dando protección contra los factores agresores. Más allá de eso, el azafrán tiene efectos anti-inflamatorios: previene espinillas, remueve impurezas profundas, regula la oleosidad y el pH de la piel.

Beneficios de la harina de garbanzo: tiene propiedades alcalinas y promueve una limpieza intensa de la piel. Muy utilizada en el tratamiento de las pieles sin brillo, con manchas, cicatrices, entre otros.

Prepare ahora mismo esta receta rápida y eficaz y finalmente elimine los pelos indeseables del rostro ¡sin agredir su piel!

Ingredientes:

  • Azafrán en polvo: una cucharada.
  • Harina de garbanzos: dos cucharadas (es encontrada fácilmente en las tiendas de productos naturales).
  • Leche: lo suficiente para disolver la harina y lograr el punto de pasta (en el caso de que no haya leche en casa, puede sustituir por yogurt natural).

Modo de preparación:

  1. Saque la leche de la nevera y déjela a temperatura ambiente.
  2. En una vasija, mezcle la harina de garbanzo con el azafrán.
  3. Agregue poco a poco la leche, mezclando siempre hasta lograr la textura de pasta.
  4. Aplique la pasta en la piel limpia, con una espátula o cuchara.
  5. Deje actuar por 20 a 25 minutos, dejando que la pasta se seque.
  6. Utilice una toalla o un paño de algodón limpio, humedeciendo en agua tibia, para retirar el exceso.
  7. Lave enseguida con abundante agua.
  8. Este tratamiento debe ser realizado semanalmente de 10 a 10 días. Los resultados aparecen, en promedio, en la cuarta o quinta vez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *